• 922 782 184
    ¿Olvidó sus datos?  
Hacienda empieza a perseguir las viviendas turísticas en Canarias

El fisco lanza una campaña a través de los listados de los buscadores en Internet, cruzando variables como semanas de alquiler y precio.

En Canarias ya están cotejándose los datos de propietarios en consonancia con los listados e información que aporten los grandes buscadores en la Red, donde solo Airbnb y Homeaway controlan el 50% del negocio.

En Canarias, según el Gobierno autónomo, existen 121.000 viviendas en régimen de alquiler vacacional, con una facturación estimada de casi 600 millones de euros al año.

Un grueso significativo del negocio de alquiler vacacional está fuera del control tributario, lo que genera competencia desleal sobre otros alojamientos, como apartamentos y hoteles, en aquellos municipios o barrios donde sí está permitido la vivienda turística.

Por ejemplo, en Canarias está prohibido el negocio de alquiler vacacional en las áreas turísticas como Adeje, Puerto del Carmen, Corralejo o Maspalomas. Sin embargo, en El Tablero o San Fernando (limítrofes a Playa del Inglés) sí está autorizado.

Hacienda ha actuado con celeridad ante el clamor de empresarios y asociaciones que pretenden regular la actividad.

Las leyes canarias han sido recurridas al Supremo por el Gobierno autónomo tras quedar sin efecto ante los tribunales ordinarios.

Hacienda ha buscado el camino más corto para conocer el núcleo de la actividad, que se asienta sobre los buscadores de Internet.

Las plataformas virtuales disponen de las direcciones y datos personales de las viviendas que se ofrecen en Internet.

Una vez suministrada la información, Hacienda cruza las bases de datos (IBI, AIE, IGIC y la Renta) y averigua los ingresos potenciales no declarados acorde a las semanas de ocupación.

Aunque las cantidades a ingresar no son demasiado elevadas al tratarse de economías domésticas, aunque los efectivos por encima de 2.500 euros son susceptibles de sanción.

En caso de infracción, el titular de la vivienda deberá darse de alta en el IGIC, ponerse al día en las cuentas con Hacienda y operar como actividad extrahotelera.

Baleares sube la multa

Los propietarios de pisos de edificios de cualquier zona de Baleares que los alquilen a turistas se enfrentan a partir del martes a multas que oscilan de 20.000 a 40.000 euros, según recoge la nueva ley del alquiler turístico de las Islas Baleares, que entra en vigor ese día, informa elecoomista.es.

En el caso de las inmobiliarias, intermediarios turísticos o plataformas digitales que los publiciten, como AirBNB o HomeAway, la sanción puede llegar a los 400.000 euros.

El Govern del PP de José Ramón Bauzá ya prohibió en la pasada legislatura, en 2012, el alquiler de pisos a turistas, aunque apenas se persiguió esta actividad.

¿Alguna pregunta?

Síguenos en Twitter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Acepto las cookies de este sitio. Acepto
We use our own and third-party cookies to improve the browsing experience, and offer content and advertising of interest. Continuing navigation Privacy Policy. I accept the privacy cookies. I Accept